Ahorrar con la vuelta al cole: cinco consejos para padres y madres

¿Ves esas sombras? ¿Escuchas ese ruido de tambores? Es la temible vuelta al cole que ha llegado para quedarse. Su rastro es evidente y la necesidad de hacerle frente, una realidad. La alegría por desprenderse un poco de los críos se mezcla con el pavor de unas cuentas corrientes agotadas por un verano que las ha dejado exhaustas. Ahora tienen que hacer un esfuerzo todavía más titánico: la angustia de los gastos escolares.

Ahorrar con la vuelta al cole

Sin embargo, no toda la oscuridad esconde maldades. A veces, a la vuelta de la esquina, existen velas que están convencidas de que pueden cambiar el sino de los temblores. Ahorrar con la vuelta al cole es posible. Estamos convencidos de ello. Por eso hoy te proponemos cinco consejos para que toda esta experiencia sea un poco menos traumática.

Cómo ahorrar con la vuelta al cole

Fíjate bien. Sí. Justo ahí. En las zonas cristalinas de tu preocupación. Esos instantes efímeros en los que puedes atisbar con claridad el futuro y el raciocinio no se ve perturbado por el miedo.

Si contemplas la realidad a través de dicho cristal podrás hallar estos cinco consejos que ahora te proponemos para ahorrar con la vuelta al cole:

  • Compra libros de segunda mano y vende los del curso anterior.
  • Túrnate con otros padres para llevar a los niños a clase.
  • Reutiliza material del curso previo.
  • Sé previsor.
  • Pauta un presupuesto límite.

¿Quieres que entremos un poco más a cada uno de ellos?

Compra libros de segunda mano y vende los del año anterior

Hace años que son muchas las superficies que te compran los libros usados del año anterior durante el curso escolar. El único requisito es que se encuentren en un estado en el que puedan ser aprovechables por otros niños. Esto es, que más allá del típico subrayado de estudio, carezca de dibujos u otros elementos que puedan molestar a la hora de aprender. Vaya, que los hayan tratado con el respeto que todo libro se merece.

A la par de esta medida, estas entidades venden los libros del curso en forma de segunda mano. Por tanto, gracias a ellos puedes obtener una pequeña cantidad deshaciéndote de aquello que ya no vas a utilizar y adquirir los nuevos a un precio reducido.

Más allá de ello, existen asociaciones de madres y padres que se ponen de acuerdo para intercambiar las obras en este mismo sentido. Infórmate acerca de si en tu colegio esta práctica es recurrente y, si no lo es, ¿por qué no proponerla?

A veces para ahorrar con la vuelta al cole hay que dar un paso adelante.

Túrnate con otros padres para llevar los niños a la escuela

Todos nos hemos llevado las manos a la cabeza durante un atasco mañanero. Miramos en derredor y nos damos cuenta, atónitos, de que en casi todos los vehículos viaja una sola persona. ¡Compartir es vivir, por el amor de dios! Que nosotros seamos igual no es algo que le contemos al resto. ¡Aquí hemos venido para quejarnos y maldecir!

Algo semejante pasa con el tema de llevar los niños al colegio. Realidad que ni siquiera vamos a enfocar desde el punto de vista de la eficiencia temporal, sino la del gasto, que es lo que aquí nos atañe. Después de todo, estamos tratando de ahorrar con la vuelta al cole. Demostrar que es totalmente posible.

De esta manera, ponte de acuerdo con otros padres para llevar cada día en vuestros vehículos a los niños. Ahorraréis gasolina y tiempo. Y es que, aunque no sean de la misma edad, salvo días especiales, los horarios se mantendrán semejantes para todos los estudiantes.

Seguro que puedes reutilizar parte del material

Por aquí tenemos una mala costumbre que luego nos pasa factura. Como la quinta cerveza que te bebes una noche de viernes cuando todo te dice que no es la mejor de las ideas. Solemos despreocuparnos del material una vez llega junio y con él el fin de las clases y luego en septiembre no sabemos dónde hemos guardado nada. ¿La consecuencia? Que tenemos que partir hacia un centro comercial a reponer todo aquello que hemos olvidado en algún cajón en el que meses después nos sorprenderá.

De esta manera, si hemos sido un poco ordenados (o simplemente tenemos controlado dónde guardamos todo el material escolar) seguro que podemos aprovechar parte de él durante el nuevo curso. Lápices, bolígrafos, cuadernos, estuches… cualquier cosa vale.

Y es que una de las claves para ahorrar con la vuelta al cole es ser conscientes de qué tenemos que comprar y qué podemos evitar.

Sé previsor

Independientemente de a qué te dediques, conoces la ley de la oferta y la demanda. A más demanda, el precio sube, por lo que cuanto más tiempo esperes para hacerte con el material escolar más alto será su valor. Así conseguiremos cualquier cosa excepto ahorrar con la vuelta al cole.

Así, aunque sabemos que este consejo quizás llegue un poco tarde, si has sido previsor habrás comprado todo lo necesario durante los meses de julio y agosto y no te tendrás que pelear contra la jauría de personas que luchen por bolígrafos azules, negros y rojos.

¿Has dado este paso para ahorrar con la vuelta al cole?

Ponte un presupuesto

Nuestros antepasados planeaban su estrategia antes de salir de caza en busca de comida. Tenían un objetivo, como nosotros. Los siglos han pasado y las circunstancias son distintas. Sus mamuts son nuestro ahorro con la vuelta al cole. Tenlo siempre presente. Sin plan no hay resultados.

Así, siéntate con una calculadora en una mesa y planifica cuánto deberías de gastarte. Sé lo más meticuloso posible y desarrolla el presupuesto de tan precisamente como seas capaz. Cíñete al plan y te aseguramos que conseguirás el objetivo.

Estos son nuestros cinco consejos para ahorrar con la vuelta al cole. Son bastante simples y por ello eficaces. ¿Los vas a poner en práctica? ¿Añadirías alguno más? ¡Cuéntanos tus experiencias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *