¿Piensas en reformar tu hogar?: toma estas 5 precauciones

¿Estás pensando en reformar tu hogar? ¿Ha llegado ya ese fatídico día donde miras en derredor y nada te convence?

Si no que se lo digan a Pedro Sánchez, que por no saber si prefiere reformar su hogar o volver a su casa antigua.

Vamos, que le ha dicho a la gente que decida en algo parecida a una encuesta de Twitter, pero en urnas. Cada uno a su nivel. Pero nosotros no hubiéramos puesto esta decisión en manos de otros.

Si tú eres de los que se quiere lanzar a la aventura de reformar tu hogar, entonces toma nota de estas advertencias.

Parece fácil, pero no. Nos vamos a la aventura.

Llega a un acuerdo con tu pareja

Cómo reformar tu hogar
Fuente: Pixabay

¿Sabías que las reformas son uno de los motivos de separación más habituales? Sí, sí, como lo lees. En muchas ocasiones es solo una parte de la pareja la que toma la decisión de reformar el hogar y el otro la sigue… y después llega la crispación.

Para el corazón, de temas del hogar, solo son más peligrosas las mudanzas. Que, si lo pensamos, podemos llegar a decir que se trata de un tema de reformas de vida. ¿Por qué no?

Con todas estas cartas sobre la mesa, antes de que juguéis vuestra partida resulta fundamental que toméis dos decisiones en común:

  • ¿Es el mejor momento para la reforma? No solo a nivel económico, sino personal y profesional. ¿Estáis preparados para soportar todo el estrés y carga de trabajo que supondrá?
  • ¿Estáis de acuerdo en el resultado? Quizás ambos tengáis ganas de darle un lavado de cara a vuestro hogar, ¿pero queréis lo mismo? Hablad antes, que soluciona muchos problemas.

Sé consciente de cuánto puedes gastar

Presupuesto para reformar tu hogar
Fuente: Pixabay

Quién avisa no es traidor, así que no te eches las manos a la cabeza después cuando mires tu cuenta corriente. Piensa primero con cabeza y luego actúa. Lo de la intuición es mejor que lo guardes para las decisiones menos trascendentales.

Antes de lanzarte a la aventura es necesario que tengas claro cuánto puedes y quieres gastar. Si estableces este límite desde el principio, serás capaz de trazarte un plan a partir de esas cuantías.

Por cierto, nunca está de más que te dejes un margen para imprevistos. Ya sabes que al final preverlo todo es imposible, que estás abriendo en canal tu hogar y que puede surgir cualquier contratiempo.

Por si las moscas, amigo.

Solicita los permisos pertinentes para no meterte en líos

Qué permisos necesitas para reformar tu hogar
Fuente: Pixabay

Cuando era pequeño un amigo me dijo una vez que prefería pedir perdón a permiso. Espero con toda mi alma que cuando se haya enfrentado a su primera tarea burocrática haya cambiado el chip. Por lo menos si no quiere perecer bajo toda la pesadez del papeleo.

Y luego están también los que viven despistados. Aquellos que piensan que el mundo se rige por el sentido común y no la burocracia. A estos se les suele olvidar siempre pedir más de un papel.

Luego llaman a tu casa con malas noticias.

Así que hazlo todo bien desde el principio, que luego surgen los fantasmas. Solicita los permisos pertinentes al Ayuntamiento y a tu comunidad de vecinos.

Nos gustaría poder contarte cuáles necesitas específicamente, pero esto varía entre comunidades, ciudades y tipo de obra. Nuestro consejo es que preguntes antes de embarcarte.

Que te confirmen cuánto durará la obra

Calendario para reformar tu hogar
Fuente: Pixabay

Mira, no te vamos a mentir, que ya somos todos adultos.

Somos conscientes de que las obras siempre duran más de lo que te dicen en un principio. Sin embargo, a partir de aquí podemos pensar que si nos hablan de una fecha, es probable que intenten ceñirse… y que acaben antes.

Además, durante la ejecución de la obra es probable que la vivienda permanezca inevitable. Así que seguro que quieres buscar un techo donde dormir ese tiempo.

Tenlo todo por escrito

Contrato para reformar tu hogar
Fuente: Pixabay

Sea del tamaño que sea la obra, lo mejor es que lo tengas todo por escrito.

Que sí, que en el Derecho español el acuerdo verbal tiene la misma fuerza que el escrito… pero tienes que probar que ha sido así. Y si él te desdice, será tu palabra contra la suya.

Por tanto, si te quieres evitar problemas, que quede todo por escrito. Sobre todo los detalles que puedan generar más polémica después (fechas, precios, impuestos, formas de pago…).

¿Estás preparado para la reforma? Ahora te toca a ti tomar todos estos detalles en consideración.

Recuerda que si necesitas un lugar donde quedarte mientras dure la obra, puedes encontrar las mejores oportunidades de alquiler en nuestro buscador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *