Cómo vender una casa o un piso heredado: evita dolores de cabeza

¿Has heredado una vivienda y has pensado en venderla pero no tienes ni idea de cuáles son los pasos a seguir?

En Globaliza te hemos leído la mente y queremos darte las respuestas a esas preguntas que puedes estar haciéndote ahora mismo.

¿Te quedas a veriguarlo?

¿Qué tengo que hacer para vender una casa heredada?

A día de hoy existen una serie de pasos imprescindibles que deberás seguir para poder poner en venta la vivienda que acabas de heredar.

  1. Escrituras de adjudicación y aceptación de herencia.
  2. Pagar el impuesto de sucesiones y donaciones.
  3. Inscribir la herencia en el Registro de la Propiedad.
  4. Pagar la plusvalía municipal.

Vamos a verlos por separado.

#1. Escrituras de adjudicación y aceptación de herencia

Por desgracia, este tema no ocurre como en las películas. Y cuando alguien fallece, sus bienes se quedan sin titularidad.

Es decir, se encuentran en un limbo legal al que llaman «herencia yacente».

Por eso, antes de ponerte a buscar compradores, debes firmar la escritura de aceptación de herencia para incluir la vivienda y el resto de bienes en tu patrimonio.

Este paso te permitirá poder venderlos cuando lo necesites.

Eso sí, para llevar a cabo esta aceptación de la herencia, debe realizarse en una notaría y con todos los beneficiarios (o, al menos, sus representantes legales).

Este trámite es el más importante porque además de que permite que los bienes y derechos se repartan de acuerdo al testamento, también abre la puerta a los acuerdos y a la posibilidad de renunciar a la herencia. 

Este paso suele durar alrededor de 15 días, aunque puede aparecer algún imprevisto o darse errores en la documentación, así que el proceso debe realizarse lo antes posible. 

#2. Pago del impuesto de sucesiones y donaciones

En este mundo hay que pagar por todo… incluso si has recibido una herencia.

Sea cual sea.

Y lo peor es que debes pagarlo en el plazo que te ofrecen (6 meses desde el momento de la defunción) o corres el riesgo de conseguir una multa de Hacienda.

Maravilloso, ¿no te parece?

#3. Inscribir la herencia en el Registro de la Propiedad

Cuando se han liquidado los impuestos principales y tienes el justificante de pago del impuesto de sucesiones, es el momento de hacer una excursión.

Tienes que ir al Registro de la Propiedad para inscribir la escritura de aceptación de herencia.

Solo así, los herederos son reconocidos como titulares legítimos de los bienes heredados… lo que ofrece la posibilidad de venderlos o utilizarlos.

#4. La plusvalía municipal

Cuando heredas no paras de pagar de ninguna manera. Y es que al tratarse d euna vivienda heredada, tendrás que liquidar la plusvalía municipal.

Con este impuesto se grava el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana y forma parte de los impuestos recaudados por los ayuntamientos.

Una vez tengas estos pasos realizados, se supone que ya tienes carta libre para poder vender la vivienda que acabas de heredar.

¿Qué impuesto tengo que pagar por vender una vivienda heredada?

Sí, ya te hemos avisado. No vas a dejar de pagar.

Antes de vender te han tocado impuestos y cuando la vendas… pues también.

Vas a tener que hacer frente al IRPF, al igual que lo pagarías por cualquier otra transmisión de vivienda que implique un aumento de tu patrimonio.

¿Cómo se calcula este impuesto? Sobre la ganancia patrimonial teniendo en cuenta la diferencia entre el valor de adquisición de la vivienda y el valor de la venta.

Además, como se trata de una vivienda heredada que está inscrita en el Catastro, la ganancia patrimonial se calcula en función del valor declarado en el impuesto de sucesiones y donaciones liquidado con anterioridad.

¿Cómo y cuándo se declara la venta de la herencia en Hacienda? 

Ya te hemos mencionado que vender esta vivienda significa que tu patrimonio aumenta, por lo tanto el IRPF debe declararse en la declaración de Hacienda del año en el que se realice la venta.

La ganancia patrimonial, que se calcula según el valor de adquisición que consta en el impuesto de sucesiones y donaciones, se tributa en la base imponible del ahorro así:

  • Los primeros 6.000 € tienen un tipo del 19%.
  • Entre 6.000 y hasta 50.000 €, el tipo es de 21%.
  • A partir de los 50.000€ el 23%.

Después de descubrir todo lo que conllevan las herencias, hay personas que piensan que es mejor no heredar nada en absoluto.

¿Tú qué piensas? ¿Te solucionan la vida o te lo ponen todo patas arriba?

Te leemos en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *