10 errores de reciclaje que no sabes que estás cometiendo

Estamos en la era del reciclaje.

Desde pequeños nos han dicho cómo tenemos que dividir la basura para ayudar al medioambiente.

Parecía no tener demasiadas complicaciones, al final solo había cuatro opciones.

Orgánico, plástico, vidrio y cartón.

Pero… ¿y si te decimos que hay 10 errores que seguramente hayas estado cometiendo sin querer?

En el artículo de hoy te contamos cuáles son y cómo puedes solucionarlos para que, a partir de ahora, el reciclaje lo lleves de la mejor manera posible.

¿Te vienes?

#1. ¿Dónde tiras los juguetes y otros plásticos?

Si tu respuesta ha sido «el contenedor amarillo» estás cometiendo uno de los errores más comunes.

Como damos por hecho que este contenedor es el que se utiliza para los plásticos, entonces es donde debemos tirar todo aquello que ya no nos es útil.

La realidad es que no es así para nada.

El contenedor amarillo está preparado para envases de plástico, latas y briks únicamente. No para ningún otro plástico.

La mejor manera de deshacernos de los juguetes es o mediante la donación de aquellos que están en mejor estado o acudiendo a tu punto limpio más cercano para que puedan clasificarlo.

#2. ¿Qué haces con las servilletas de papel y los cartones sucios?

Estamos seguros de que has aprendido algo del apartado anterior y ya no tienes tan claro a dónde van este tipo de deshechos.

Al contrario de lo que hace mucha gente, estos no van al contendor de papel y cartón aunque estén hechos de este material.

Si un cartón de pizza está lleno de manchas de grasa o restos de comida, hay que tirarlo al contenedor orgánico y no al de papel.

La suciedad podría devaluar la calidad del papel reciclado y que este proceso no sirviera de nada.

#3. ¿Dónde tiras el cristal?

Uf, te estamos haciendo sudar, ¿eh? Porque aquí el iglú verde es el que te viene a la cabeza de manera automática.

Pero, fíjate. Hemos dicho «cristal», no «vidrio». Son dos materiales distintos.

El cristal como el de las bombillas, los espejos, los ceniceros y los vasos deben llevarse al punto limpio ya que estos no están hechos del mismo material que los botellines de cerveza, por ejemplo.

#4. ¿Qué hacemos con las perchas?

Aunque te resulte increíble, las perchas están consideradas envases, así que deberían depositarse en los contenedores amarillos.

Pero, claro, esta no es una práctica ecológica.

Las perchas que te dan al adquirir una prenda deberían tener una vida más larga de lo que mucha gente les da. Así que cuando llegues a una, piensa en esa prenda del armario que necesita que la cuelgues en ella.

El planeta te lo agradecerá.

#5. ¿Dónde se tira el papel plastificado de la carnicería?

Tenemos un problema.

Creemos que todo lo que parezca papel, es papel. Pero la realidad e sque en el caso de algunos productos a granel como es el caso de la carne y el pescado, el papel está plastificado.

Pero… claro, hay un problema. Y es que está sucio.

Por lo tanto, debe ir al contenedor de residuos. 

Algo que no ocurre con las bandejas de poliespan, que sí se pueden reciclar al 100%. 

#6. ¿Qué se hace con los cepillos de dientes?

Si a estas alturas de la vida todavía utilizas cepillos de dientes de plástico, sentimos decirte que no son reciclables y deben tirarse en el contenedor de deshechos.

Ojo, porque si utilizas un cepillo de dientes de bambú o de materiales compostables, la mejor solución para deshacernos de ellos no es tirarlo al orgánico, sino plantarlo en nuestro jardín o macetas para que se descomponga de manera natural y no termine en una montaña de basura.

#7. ¿Y el papel de aluminio a dónde va?

El papel de aluminio, al igual que los envoltorios de aluminio de la mantequilla, la margarina o la tapa de los quesos para untar, va al contenedor amarillo ya que es un envase.

¿Lo estabas haciendo bien o lo tirabas al de deshechos común?

#8. ¿Qué tengo que hacer con las ollas, sartenes y espátulas?

Todo lo que forme parte del menae que con el paso del tiempo dejan de ser útiles, no van al contenedor amarillo.

Para deshacernos de manera correcta de ellos, hay que llevarlo a un punto limpio para que lo gestionen de manera correcta.

#9. ¿Dónde se tiran los vasos de café para llevar?

Seguramente para esto estés ya utilizando la lógica que hemos seguido para los cartones de pizza, ¿no?

Si están manchados de café, deberían ir al contenedor de residuos.

Pero la realidad es que no.

Este tipo de vasos están cubiertos con una capa de plástico, pero al tratarse mayoritariamente de cartón, se tiran en el contenedor azul siempre y cuando se les haya vaciado el líquido.

La tapa, sin embargo, iría al amarillo si fuera de plástico.

Cuando los envases llegan a la planta de recuperación, se ablandan y logran separar el plástico adherido.

#10. ¿Qué hay de las cápsulas de café de aluminio?

Si bien es cierto que las cápsulas de café corrientes deben ir al contendor de basura corriente o a los puntos limpios disponibles, las capsulas de aluminio son distintas.

Estas se limpian y se quedan vacías después de usarse y si no tienen restos dentro, se pueden echar al contendor amarillo.

¿Cuántos de estos errores has cometido?

Si has llegado hasta aquí, cuéntanos en comentarios cuántos de estos errores has cometido alguna vez en tu vida.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a hacer tu vida un poco más sostenible gracias a la buena praxis de la separación de basuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *